MI CESTA

Pocas cosas llevas en la cesta para lo que te gusta mi tienda...

Gracias por comprar en Bahnhof

Bahnhof ofrece envío para sus clientes bajos las tarifas aquí especificadas:

Península, Baleares, Ceuta y Melilla 6€
Europa y Canarias 15€

Los envíos a Península, Baleares Ceuta y Melilla deberían realizarse entre 3-5 días laborales. Envíos a Europa y Canarias entre 3-7 días laborales.

Todas las condiciones de entrega mencionadas (días de envío, plazo de entrega en días hábiles, fecha de envío, etc.) son de carácter estimativo y no podrán entenderse como las condiciones de entrega finales o garantizadas.

Usted. Como nuestro cliente deberá entregarnos sus datos de forma correcta para poder hacerle llegar su pedido con la mayor brevedad y eficacia posible. Bahnhof no se hace responsable de errores que usted pueda cometer en la comunicación de los mismos.

En el caso de necesitar información adicional del envío, Bahnhof podrá ponerse en contacto con usted para pedirle los datos necesarios.

Desde Bahnhof nos comprometemos a hacer todo lo posible para hacerle llegar su pedido lo antes posible, pero no nos hacemos responsables de los retrasos que puedan producirse en la entrega del mismo por circunstancias ajenas a nosotros.

Si el cliente recibe un pedido diferente al solicitado o su pedido está incompleto deberá ponerse en contacto con nosotros lo antes posible para que podamos hacernos cargo de dicha incidencia. Bahnhof decidirá cómo solucionar dicha incidencia.

El cliente siempre debe informar a Bahnhof de las situaciones antes mencionadas y esperar las instrucciones por nuestra parte. Un cliente que devuelva un producto en estas circunstancias asumiendo él los gastos, sin contactar primero con Bahnhof ni esperar a las instrucciones pertinentes, no podrá reclamar los gastos en los que haya incurrido a Bahnhof.

En caso de que el pedido que haya enviado o esté enviando Bahnhof al comprador se haya extraviado, o en caso de que el comprador afirme que no lo ha recibido (a pesar de que los datos de seguimiento y la información del transportista digan lo contrario), se iniciará el procedimiento de reclamaciones del transportista y se esperará a la resolución del mismo antes de efectuar devolución o reenvío alguno. El comprador cooperará en todo lo necesario durante el proceso de reclamaciones del transportista. En caso de que un envío se haya perdido como resultado de un error por parte del transportista, Bahnhof devolverá el dinero al cliente o intentará volverle a enviar el producto solicitado.

En caso de que el envío no se haya entregado en la dirección de entrega del comprador 14 días después de la fecha de envío, el comprador está obligado a informar de ello por correo electrónico a Bahnhof en el plazo de 14 días.

EL PROYECTO

Leer sobre un proyecto ajeno resulta siempre algo aburrido, lo sabemos. Así que explayarme sobre las bondades y maravillas que esconde un espacio tan único y especial como Bahnhof (os la estoy colando así de soslayo), sería repetir lo que todo hijo de vecino hace cuando se trata de explicar en qué consiste su historia particular. Si hay padres o madres que estén leyendo este texto, bien estructurado en cuanto a forma pero pretencioso en cuanto a fondo, entenderán a la perfección el símil con el orgullo del padre que insiste una y otra vez sobre los encantos de sus retoños.

¡Y qué voy a hacer yo si soy el hacedor de BAHNHOF, padre y madre en uno!

Lo único que cabe destacar, a lo que sí haré alusión, es a su naturaleza en continuo crecimiento. Este es un proyecto incompleto, quizás suene extraño dicho por el que lo imagina, pero no es complicada su explicación.

BAHNHOF continúa desde hace más de 17 años en permanente evolución, de hecho, si en algún momento dejara de estarlo, sería la evidencia de su final, la evolución habría concluido y el reto desaparecería. No obstante, es algo que concibo imposible hoy por hoy.

Un lugar muy personal con una impronta única e inmutable, con su universo físico en la capital del cierzo, y conducido por un licántropo inmortal que decidió nacer en Betanzos al abrigo de la Balanza y acompañado por el Centauro.

Victor Bahnhofl