MI CESTA

Pocas cosas llevas en la cesta para lo que te gusta mi tienda...

Gracias por comprar en Bahnhof

Rango de precios

33495
Lámina – BLADE II
23,0035,00
Lámina – C3PO STAR WARS
23,0035,00
Lámina – CASABLANCA
23,0035,00
Lámina – CAZAFANTASMAS
23,0035,00
Lámina – DARTH VADER
23,0035,00
Lámina – DARTH VADER II
23,0035,00
Lámina – DUNE
23,0035,00
Lámina – EL MAGO DE OZ
23,0035,00
Lámina – EL PADRINO II
23,0035,00
Lámina – FLASH GORDON
23,0035,00
Lámina – HELL RIDE
23,0035,00
Lámina – INDIANA JONES II
23,0035,00
Lámina – JAWS
23,0035,00
Lámina – JAWS
23,0035,00
Lámina – JURASSIC PARK
23,0035,00
Lámina – KILL BILL
23,0035,00
Lámina – LA COSA
23,0035,00
Lámina – LA SOGA
23,0035,00
Lámina – LANDO CALRISSIAN
23,0035,00
Lámina – LEON
23,0035,00
Lámina – LOLITA
23,0035,00
Lámina – LOS GOONIES
23,0035,00
Lámina – LOS PÁJAROS
23,0035,00
Lámina – MAD MAX
23,0035,00
Lámina – Madame Dietrich
23,0035,00
Lámina – MARILYN MONROE
23,0035,00
Lámina – METRÓPOLIS
23,0035,00
Lámina – MOMO
23,0035,00
Lámina – MOREADORES
23,0035,00
Lámina – Princesa Leia
23,0035,00
Lámina – PSICOSIS
23,0035,00

EL PROYECTO

Leer sobre un proyecto ajeno resulta siempre algo aburrido, lo sabemos. Así que explayarme sobre las bondades y maravillas que esconde un espacio tan único y especial como Bahnhof (os la estoy colando así de soslayo), sería repetir lo que todo hijo de vecino hace cuando se trata de explicar en qué consiste su historia particular. Si hay padres o madres que estén leyendo este texto, bien estructurado en cuanto a forma pero pretencioso en cuanto a fondo, entenderán a la perfección el símil con el orgullo del padre que insiste una y otra vez sobre los encantos de sus retoños.

¡Y qué voy a hacer yo si soy el hacedor de BAHNHOF, padre y madre en uno!

Lo único que cabe destacar, a lo que sí haré alusión, es a su naturaleza en continuo crecimiento. Este es un proyecto incompleto, quizás suene extraño dicho por el que lo imagina, pero no es complicada su explicación.

BAHNHOF continúa desde hace más de 17 años en permanente evolución, de hecho, si en algún momento dejara de estarlo, sería la evidencia de su final, la evolución habría concluido y el reto desaparecería. No obstante, es algo que concibo imposible hoy por hoy.

Un lugar muy personal con una impronta única e inmutable, con su universo físico en la capital del cierzo, y conducido por un licántropo inmortal que decidió nacer en Betanzos al abrigo de la Balanza y acompañado por el Centauro.

Victor Bahnhofl