Los juguetes de hojalata de toda la vida, los que tenían nuestros padres y abuelos y que ahora nos fascinan. Hechos como antes, de las mismas fábricas, pero con ese toque tan freaky y maravilloso.

En Bahnhof Shop los cogemos de las mismas fábricas que entonces y te los llevamos hasta tu casa, para que los disfrutes con tus hijos, sobrinos, nietos o, reconózcamoslo, tu mismo. Porque te encanta ver como tu robot de hojalata da vueltas mientras lanza rayos láser de control cerebral.