MI CESTA

Pocas cosas llevas en la cesta para lo que te gusta mi tienda...

Gracias por comprar en Bahnhof

Baldocine "The neon demon"

33,00

Azulejo con impresión de cine.

Fascinante lo de «azulejo con impresión de cine», como se nota que este encabezado está escrito y entendido por una simpática mujer (de nombre Lucia), de hecho, ahí lo dejo que me hace mucho ‘chiste’.

BALDOCINE, ya lo dice la palabra: «BALDOSAS DE CINE» (explicación innecesaria, lo sé). Divertido y claro concepto de producto, con una literalidad total en lo que a la descripción del objeto decorativo se refiere.

Trasladar el trabajo gráfico de unos artistas a un soporte muy diferente y original. Perfecto regalo con el que seguro sorprenderéis a propios y ajenos.

¿para qué sirven los Baldocines?  Es sencillo, para lo que queráis dentro de un orden.

Para ponerlo sobre una librería apoyado en la pared a modo marco/cuadro, para que pueda ser utilizado de mantel individual muy ‘cool’ en visitas sofisticadas, para servir el turrón en las cenas de Navidad con tu suegra, o un paté vegano de olivas negras con pimientos del piquillo asados en horno de leña….., verdaderamente con el ingenio individual de cada uno podemos sacarle un inimaginable número de simpáticas utilidades. Y naturalmente, para coleccionar ;)

————————————————

Tienen una capa de esmalte que protege la impresión de salpicaduras y de pequeños roces. Pero no debemos olvidar que es un «Azulejo», como nos contaba nuestra querida Lucía, y que estos se rayan con facilidad si no los tratamos con cuidado y cariño.

El reverso está forrado por un film grueso de terciopelo negro que protege otras superficies de las posibles marcas que pudiera dejar la pieza.

*ACHTUNG! Se rompe si se este cae al suelo.

  • Su tamaño es de 30cm X 20cm. 

EL PROYECTO

Leer sobre un proyecto ajeno resulta siempre algo aburrido, lo sabemos. Así que explayarme sobre las bondades y maravillas que esconde un espacio tan único y especial como Bahnhof (os la estoy colando así de soslayo), sería repetir lo que todo hijo de vecino hace cuando se trata de explicar en qué consiste su historia particular. Si hay padres o madres que estén leyendo este texto, bien estructurado en cuanto a forma pero pretencioso en cuanto a fondo, entenderán a la perfección el símil con el orgullo del padre que insiste una y otra vez sobre los encantos de sus retoños.

¡Y qué voy a hacer yo si soy el hacedor de BAHNHOF, padre y madre en uno!

Lo único que cabe destacar, a lo que sí haré alusión, es a su naturaleza en continuo crecimiento. Este es un proyecto incompleto, quizás suene extraño dicho por el que lo imagina, pero no es complicada su explicación.

BAHNHOF continúa desde hace más de 17 años en permanente evolución, de hecho, si en algún momento dejara de estarlo, sería la evidencia de su final, la evolución habría concluido y el reto desaparecería. No obstante, es algo que concibo imposible hoy por hoy.

Un lugar muy personal con una impronta única e inmutable, con su universo físico en la capital del cierzo, y conducido por un licántropo inmortal que decidió nacer en Betanzos al abrigo de la Balanza y acompañado por el Centauro.

Victor Bahnhofl