MI CESTA

Pocas cosas llevas en la cesta para lo que te gusta mi tienda...

Gracias por comprar en Bahnhof

Consola Retro Mini - THE C64

85,00125,00

El retorno del mítico ordenador personal Commodore 64 en forma de consola tipo mini. Esta reproduce a pequeña escala el aspecto que tenía el Commodore 64, uno de los ordenadores más y exitosos con los que pudimos disfrutar muchos de nosotros en la década de los 80, y que en este caso viene con 64 juegos preinstalados.

Basta con conectar THE C64 Mini al puerto HDMI del televisor, elegir uno de los títulos disponibles, y rememorar aquellos tiempos echando unas

Características técnicas de THE C64 Mini y contenidos en la caja.

Lo que nos vamos a encontrara nivel técnico en THE C64 Mini:

  • Salida de alta definición a 720p vía HDMI
  • Gráficos Pixel Perfect en ratio 4:3, con anchura total, opciones de filtro para los píxeles del tipo Sharp, CRT y simulación líneas TV
  • Funciones de guardado y reanudar
  • 2 puertos USB que permiten la conexión de hasta dos joysticks para jugar. También se le puede conectar un teclado USB y usarlo como un ordenador doméstico para programar en C64 BASIC. Las teclas de The C64 Mini sólo imitan a las del original, no son funcionales.
  • Compatibilidad con futuras actualizaciones de software mediante una memoria USB flash

Por otro lado, en la caja se incluye esto:

  • Una unidad de THE C64 Mini
  • Un joystick USB clásico con cable de 1,5m y teclas de función incorporadas para determinados modos de juego
  • Un cable de carga USB de 1,2m de longitud (el adaptador AC no viene incluido)
  • Un cable HDMI de 1,2m de longitud

¡Yo no me la perdería hermano!

EL PROYECTO

Leer sobre un proyecto ajeno resulta siempre algo aburrido, lo sabemos. Así que explayarme sobre las bondades y maravillas que esconde un espacio tan único y especial como Bahnhof (os la estoy colando así de soslayo), sería repetir lo que todo hijo de vecino hace cuando se trata de explicar en qué consiste su historia particular. Si hay padres o madres que estén leyendo este texto, bien estructurado en cuanto a forma pero pretencioso en cuanto a fondo, entenderán a la perfección el símil con el orgullo del padre que insiste una y otra vez sobre los encantos de sus retoños.

¡Y qué voy a hacer yo si soy el hacedor de BAHNHOF, padre y madre en uno!

Lo único que cabe destacar, a lo que sí haré alusión, es a su naturaleza en continuó crecimiento. Este es un proyecto incompleto, quizás suene extraño dicho por el que lo imagina, pero no es complicada su explicación.

BAHNHOF continúa desde hace más de 17 años en permanente evolución, de hecho, si en algún momento dejara de estarlo, sería la evidencia de su final, la evolución habría concluido y el reto desaparecería. No obstante, es algo que concibo imposible hoy por hoy.

Un lugar muy personal con una impronta única e inmutable, con su universo físico en la capital del cierzo, y conducido por un licántropo inmortal que decidió nacer en Betanzos al abrigo de la Balanza y acompañado por el Centauro.

 

Victor Bahnhof