MI CESTA

Pocas cosas llevas en la cesta para lo que te gusta mi tienda...

Gracias por comprar en Bahnhof

Funko The Mandalorian & The Child on Bantha

35,00

THE MANDALORIAN AND THE CHILD, «The Mandalorian»  2019

Las figuras Funko Pop se crearon en 1998 por Mike Becket en el garaje de su casa de Snohomish, Washington, con personajes tan conocidos como Popeye, pero comenzó a ganar popularidad con la mascota del restaurante de comida rápida Big Boy. El primer Funko Pop de la historia. Los que hemos tenido la oportunidad de vivir en Estados Unidos conocemos la emblemática figura, así como esos establecimientos no aptos para veganos y tan yanquis :)

Ahora mismo los cabezones más famosos, y una de las empresas más rentables del universo toys, probablemente la más grande del sector. Podemos hablar sin duda de una Funkomanía que dura incluso demasiado tiempo (y parece que así seguirá). Siempre dije que BAHNHOF no vendería figuras FUNKO POP! pero terminé claudicando, eso sí, la selección es muy personal y solamente se eligen piezas que resuenen de alguna manera conmigo, con BAHNHOF y esa nostalgia controlada que recuerda una generación pasada, pero tan actual al mismo tiempo.

Hemos de reconocer que los equipos de diseño del la factoría FUNKO son muy buenos, y las piezas consiguen transmitir en muchos casos la esencia de los personajes en cuestión,  como si de algo diabólico se tratase. Quien sabe, sin información el conocimiento es francamente complicado ;)

EL PROYECTO

Leer sobre un proyecto ajeno resulta siempre algo aburrido, lo sabemos. Así que explayarme sobre las bondades y maravillas que esconde un espacio tan único y especial como Bahnhof (os la estoy colando así de soslayo), sería repetir lo que todo hijo de vecino hace cuando se trata de explicar en qué consiste su historia particular. Si hay padres o madres que estén leyendo este texto, bien estructurado en cuanto a forma pero pretencioso en cuanto a fondo, entenderán a la perfección el símil con el orgullo del padre que insiste una y otra vez sobre los encantos de sus retoños.

¡Y qué voy a hacer yo si soy el hacedor de BAHNHOF, padre y madre en uno!

Lo único que cabe destacar, a lo que sí haré alusión, es a su naturaleza en continuó crecimiento. Este es un proyecto incompleto, quizás suene extraño dicho por el que lo imagina, pero no es complicada su explicación.

BAHNHOF continúa desde hace más de 17 años en permanente evolución, de hecho, si en algún momento dejara de estarlo, sería la evidencia de su final, la evolución habría concluido y el reto desaparecería. No obstante, es algo que concibo imposible hoy por hoy.

Un lugar muy personal con una impronta única e inmutable, con su universo físico en la capital del cierzo, y conducido por un licántropo inmortal que decidió nacer en Betanzos al abrigo de la Balanza y acompañado por el Centauro.

 

Victor Bahnhof